top of page

¿Cómo afecta el aumento de la Tasa de Referencia a la Economía?

Por Daniel Charis Carrasco, Presidente del Colegio e Instituto de Valuadores del Estado de Veracruz A.C. 26 de junio de 2021.




El día 24 de junio del presente año, el Banco de México emitió un comunicado de prensa, en el cual informa lo siguiente:


“Anuncio de Política Monetaria


La Junta de Gobierno del Banco de México decidió incrementar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 4.25%, con efectos a partir del 25 de junio de 2021.” (Fuente: Banco de México)


Primero, tenemos que recordar que de acuerdo al Artículo 2 de la Ley del Banco de México “El Banco de México tendrá por finalidad proveer a la economía del país de moneda nacional. En la consecución de esta finalidad tendrá como objetivo prioritario procurar la estabilidad del poder adquisitivo de dicha moneda. Serán también finalidades del Banco promover el sano desarrollo del sistema financiero y propiciar el buen funcionamiento de los sistemas de pagos.” (Fuente: Ley del Banco de México)


Como se menciona en la Ley, uno de los principales objetivos del Banco de México es proteger la estabilidad del poder adquisitivo de nuestra moneda, por lo consiguiente deberá tomar las medidas pertinentes para llegar a la meta previamente establecida en cuanto a inflación se refiere. (Actualmente, el objetivo es del 3 por ciento, con un rango de variabilidad de más/menos 1 por ciento).


¿Qué es la tasa de referencia a la cual hace mención el comunicado del día 24 de junio de 2021?


La tasa de referencia es el porcentaje al que presta dinero el Banco de México, como parte de su estrategia de política monetaria. Sirve como base para determinar las tasas a las que los bancos prestarán dinero. Por ejemplo, si sube, el costo de los créditos será mayor, mientras que si baja, los bancos aplicarán menores tasas de interés, lo que incentivará al consumo, es decir, funciona como un indicador de la situación económica del país. (Fuente: BBVA, Educación Financiera)


Una tasa de referencia más alta, reduce la demanda agregada, desincentivando la inversión (por el alza en las tasas de interés en créditos) y el consumo, promoviendo el ahorro de las personas (aumenta la tasa de rendimiento de productos como los instrumentos de deuda gubernamentales). Con ello, se limita la cantidad de dinero disponible en la economía y se previene una alta inflación.


Por el contrario, cuando la tasa de referencia baja, los créditos se vuelven más baratos, lo cual incentiva la inversión, la compra de activos y el consumo, acelerando el crecimiento y/o recuperación de la economía, sin embargo al existir mayor dinero en circulación, puede ocasionar un alza de los precios de bienes y servicios (inflación más alta).


En el comunicado del 24 de Junio, el Banco de México explica que esta decisión, es resultado del balance de riesgos que existen en la inflación actualmente:


Riesgos que podrían contribuir al alza en la inflación:


  1. presiones inflacionarias externas;

  2. presiones de costos o reasignaciones de gasto;

  3. persistencia en la inflación subyacente;

  4. depreciación cambiaria; y

  5. que la sequía presione a los precios agropecuarios.


Riesgos que podrían contribuir a la baja en la inflación:


  1. por los efectos de la brecha negativa del producto;

  2. mayores medidas de distanciamiento social; y

  3. apreciación cambiaria.


Fuente: El Financiero


El Banco de México concluye, “El balance de los riesgos que podrían incidir en la actualización de la trayectoria esperada de la inflación en el horizonte de pronóstico es al alza.” (Fuente: Banco de México)


Dicho lo anterior, el alza en la tasa de interés de referencia aumentará el costo de los créditos, sin embargo, según opinión de expertos, esto no afectará en la recuperación económica de México y solo se trata de un movimiento preventivo para evitar el aumento de la inflación.


Para los analistas, el ajuste monetario da la pauta para mayores aumentos en la tasa hacia delante. Jorge Gordillo, director de análisis económico y bursátil de CIBanco, opinó que Banxico habría realizado este ajuste al alza para anticiparse a los mensajes que vendrían por parte de la Reserva Federal (Fed) en lo que resta de este 2021, pero, con esta última decisión, el mercado presionará a la autoridad monetaria para iniciar el ciclo de alzas, y prevé que en este año la tasa cierre en 4.5 por ciento.


Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex, coincidió en que esta decisión “es un indicio de que la autoridad monetaria esté pensando en el inicio del ciclo de alzas a la tasa, y el entorno apunta a que podríamos estar viendo más incrementos y antes de lo previsto”, aseveró.


Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve Por Más, dijo que, contra todo pronóstico se produjo este ajuste, por lo que no sería de extrañarse que este sea el inicio del ciclo de alzas, aunque, sostuvo que en las próximas decisiones también se verían opiniones divididas, tal como se vislumbró en esta última votación.


Analistas de Banorte ajustaron su pronóstico para la tasa de referencia en 2020, y ahora estiman que cierre en 5.5 por ciento, desde el 4.5 por ciento de la estimación anterior. (Fuente: El Financiero)

486 visualizaciones2 comentarios

2 Comments


Buen trabajo M.V. Daniel Charis, de aquí se desprenden varias repercusiones a indicadores económicos que deberemos considerar en el ámbito que nos compete como Valuadores.

Like

GRACIAS MTRO.ARQ.DANIEL CHARIS CARRASCO POR COMPARTIR.

UN ARTICULO DE GRAN INTERES.

Like

¿ Necesitas más información?

bottom of page