top of page

Las transacciones inmobiliarias se frenan en febrero con 331 millones de euros

El mercado de compraventas comienza a acusar la coyuntura económica y marca en febrero el volumen mínimo de los últimos doce meses. Los grandes fondos internacionales están dejando paso a los grupos familiares.


Las transacciones inmobiliarias se frenan. La compraventa de activos se elevó a un mínimo de 331 millones de euros el pasado febrero, una cifra muy por debajo de lo que ha sido habitual en los últimos doce meses. De hecho, en el conjunto del 2022 las compraventas inmobiliarias se elevaron a 16.000 millones de euros y el pasado enero alcanzaron 840 millones de euros.

El análisis elaborado por EjePrime recoge las grandes transacciones de oficinas, logística, industrial, retail, hoteles, vivienda en alquiler, activos multifamily y grandes bolsas de suelo, así como otros activos alternativos.

La incertidumbre económica y el aumento de los tipos de interés llevan meses ralentizando el número y volumen de las compraventas inmobiliarias, aunque no en la cuantía del pasado febrero. De hecho, de los últimos doce meses, sólo el noviembre pasado se acercó al bajo volumen transaccionado de febrero, al cerrarse operaciones por 379 millones de euros.

A pesar de ello, también es necesario apuntar que hay operaciones destacadas el pasado febrero cuyo precio no ha sido desvelado, aunque el hecho de no conocer el precio de las transacciones sucede todos los meses. Entre ellas, sobresale la compra por parte del fondo Proudreed y BNP el parque comercial Quadernillos, en Alcalá de Henares, y la adquisición de la Mutualidad de la Abogacía de un edificio en el número 106 de la calle Francisco Silvela de Madrid.

En un mercado donde las operaciones de gran volumen prácticamente han desaparecido, los grupos familiares adquieren cada vez un mayor protagonismo. Se trata, en muchos casos, de grupos con acceso a liquidez y que buscan un apalancamiento menor en las transacciones. Además, la ausencia de institucionales les facilita el acceso a unos activos que en otro contexto les sería difícil.



Así, la principal compraventa de febrero la han protagonizado dos grupos familiares españoles que han comprado a Carmila cuatro centros comerciales: Los Patios y Alameda, en Málaga, en un caso; y Los Barrios y Gran Sur, en Algeciras, en el caso del otro. El volumen total de la operación se eleva a 75 millones de euros.

La segunda operación por volumen cerrada en febrero es singular y la ha protagonizada la Generalitat valenciana, que ha comprado a Sareb una cartera de 500 viviendas para alquiler social por 50 millones de euros. En el campo del multifamily, también destaca la compra de 130 viviendas en alquiler por parte de DWS en Valdebebas (Madrid) y la adquisición llave en mano de una residencia de estudiantes en Valencia por un consorcio liderado por Amor Partners.

Todos los subsectores han contado con transacciones destacadas en febrero, aunque multifamily y oficinas se llevan la palma. En el segmento de oficinas, la Mutualidad de Arquitectos y Químicos ha comprado la Torre Mízar en Madrid por 36 millones de euros.

Analistas y profesionales del sector prevén un bajo volumen de compraventas en la primera mitad del año, ya que consideran que la actividad se está viendo ralentizada por la política de alzas de tipos del Banco Central Europeo. “Hasta que el sector no tenga claro cuál será el techo de los tipos parece difícil que el mercado transaccional se reactive de manera fuerte”, explican.



Comments


¿ Necesitas más información?

bottom of page